Niños jugando. No molestar

El juego es imprescindible para el niño. No debemos interrumpir ni dirigir su actividad. Observar y validar su juego es suficiente. Pero si en algún momento hay que terminar, debemos avisar con tiempo para que el niño pueda planificar cómo termina su juego. De esta manera, no sólo respetamos su actividad sino que ayudamos a…